Un Mensaje del Fundador

Gracias a Dios que nos permite disfrutar las maravillas de este mundo, como son la sonrisa de un niño Down y la alegría de su madre al ver a su hijo sano y feliz. Mayor motivación no podemos tener para lograr tan bonitas metas que le dan sentido a nuestras vidas y podamos compartir nuestros corazones con seres tan maravillosos como lo son nuestros niños y familias de CORDICA 21.